7 secretos para una imagen exitosa

 

Test de Estilo

 

Este artículo es un extracto seleccionado del libro "Los 7 secretos de una imagen de éxito", escrito por Carie Mercier, Asesora de Imagen de Karysa Beauty TM. Puedes descargar el documento completo aquí

    

En cuanto conoces a alguien te haces una rápida impresión en pocos segundos y sin ni siquiera ser consciente de ello. Todas las personas asignamos características a los demás, muchas veces basadas simplemente en el aspecto físico o los gestos que percibimos durante el primer encuentro. De ahí que sea tan importante cuidar nuestra imagen y causar una buena primera impresión. Nadie es perfecto, pero todos y cada uno tenemos virtudes que resaltar. Con esta guía aprenderás a mejorar tu imagen y presentación para que te sientas a gusto en cualquier ambiente.

    

Cuidate por dentro y por fuera


Para tener una Buena imagen no se trata de ocuparnos solo de nuestro aspecto exterior, se trata de empezar siempre por el interior, conocernos mejor, cuidarnos y cambiar nuestra mentalidad. Se trata de dejar de compararnos con los demás para ver sólo nuestras carencias y nuestros fallos o por el contrario dejar de creer que lo sabemos todo y seguir desarrollando nuestro potencial. Por lo tanto:

       

Cambia tu mentalidad.

Mírate con objetividad para aprender a sacar lo mejor de ti, descubriendo tus atributos

Haz ejercicio

Procura tomar alimentos saludables

Duerme lo suficiente

Cultiva las relaciones sociales

    

Lleva tus mejores colores


Los colores de nuestro cuerpo, es decir el pelo, la piel, los ojos, las mejillas son específicos a cada uno. Escoger esos colores es una manera sencilla de acertar siempre y ya verás como oirás muchos piropos. Ten en cuenta que los colores de nuestro cuerpo pueden variar ya sea por la edad, en la que el pelo encanece, la piel palidece y se hacen menos vivos el color de ojos o de forma artificial también podemos variar el color de pelo por ejemplo con un tinte. Cuando eso suceda ten en cuenta esos nuevos colores o tonos, incluso el de los rayitos o mechas para adaptar el color de tus prendas o accesorios. A continuación comparto alguno de mis trucos o tips para conseguir esa imagen óptima que te hace mostrar tu atractivo y buen gusto:

     
Color del pelo: Es un color neutro muy útil. Busca los siguientes productos en el color de tu pelo: Botas/zapatos, Trajes, Pantalones/faldas, Abrigos.

           
Color de Ojos: Si te pones una prenda en la parte de arriba del cuerpo en el color de tus ojos, lograrás que se te mire a la cara, algo que todos deseamos ya que esa es la zona con la que más comunicamos. Hará que se te vean los ojos de un color más intenso. Busca las siguientes prendas en el color de tus ojos: Pañuelos, bufandas o foulards, Abrigos, Pendientes y collares, Suéter, Blusa, camisa, Vestidos, Trajes.

       

Viste en función de tu tipo de cuerpo para sacarte el mejor partido


¿Llevas la ropa que te favorece según tu tipo de cuerpo? A menudo vemos a alguien que admiramos con ciertas prendas y vamos nosotros y nos compramos lo mismo. Sin embargo por desgracia al ponernos esas prendas, los resultados no son ni siquiera similares porque cada cuerpo tiene unas características diferentes. ¿Por qué? ¿Sabes cuál es tu tipo de cuerpo? Triángulo, triángulo invertido, rectángulo o reloj de arena. En el caso de la figura femenina, lo que pretendemos conseguir usando los colores y el diseño de las prendas es que los hombros y caderas estén proporcionadas y con una cintura marcada.

    

El Estilo


El estilo es uno de los elementos más importantes de la imagen personal. El estilo es la manera en que expresamos nuestra personalidad, es lo que nos permite mostrar al mundo lo que tenemos de único. Si nos fijamos bien, incluso cuando en un colegio van las chicas o los chicos con uniforme, aquellos que tienen un sentido más definido de su individualidad, son capaces de darle su toque especial a la apariencia, ya sea añadiendo accesorios, cambiando la largura o con cualquier otro pequeño detalle.

     

El Look


¿Cuáles son los aspectos de tu estilo que pueden comunicar a los demás que no quieres que te vean, que quieres pasar desapercibido? Puede ser el color, solo utilizas neutros como negro, gris o beige vez tras vez? Se trata del corte de las prendas (todo muy recto y sin formas)? Se trata de los tejidos (abusas quizás de tejidos muy cómodos y confortables)? Se trata de los accesorios que son poco interesantes o ni siquiera los usas? A lo mejor solo llevas colores lisos y huyes de los estampados como de la peste o no utilizas texturas diferentes. Sigue con el proceso hasta que hayas descubierto más cosas sobre ti.
      
             

Un guardarropa fabuloso


1. Lo primero es realizar una auditoría del armario (organizar y tener un inventario de todo lo que tenemos al principio de cada temporada). Elimina del armario todo lo que ya no está en buen estado, no te sirve, no has llevado en años etc.

       
2. Haz una lista de todos los artículos que necesitas para aprovechar al máximo las prendas que ya tienes y las necesidades especiales que tendrás en función de los eventos profesionales o sociales que tienes previstos. No te olvides de la ropa interior, accesorios o zapatos.
       

3. Planifica cuándo vas a ir a comprar, los mejores días son de lunes a viernes por la mañana. Te encontrarás con menos aglomeraciones y podrás recibir un mejor servicio de los dependientes.
    

4. Antes de salir investiga y planifica dónde vas a ir a comprar, en qué tiendas tendrás lo que buscas.

       
5. Es mejor comprar solo/a para que no te distraigan los demás, con una profesional o con un buen amigo/a que sea lo bastante objetivo para ayudarte a encontrar prendas de Tu estilo y no del suyo. Es importante que no vayas siempre a los mismos sitios a comprar, prueba nuevas tiendas, outlets incluso ferias de jóvenes creadores o tiendas de segunda mano.

       

Pule tu etiqueta y el "savoir faire"


En estos tiempos sigue siendo importante cultivar valores como la cortesía y conocer al menos los básicos del "savoir faire". Para tener una buena imagen no es suficiente con cuidar nuestro aspecto físico, comunicarse con efectividad y claridad sino que tenemos que saber comportarnos en el ambiente profesional y también social. Más de un contrato no se ha firmado, un ascenso no se ha conseguido o se han perdido clientes por falta de tacto y de educación.

        

Muchos negocios se negocian y se cierran fuera de la oficina, en un restaurante en el que en un entorno más distendido se conoce mejor a la otra parte y se crea un vínculo más cercano. Sin embargo si cometes errores de etiqueta como no usar los cubiertos correctamente, recibir llamadas al móvil o celular continuamente durante la comida, no eres capaz de mantener una conversación interesante cuando dejas de hablar del trabajo, etc no conseguirás que tu cliente se sienta a gusto sino incómodo y es posible que incluso pierdas ese negocio.
    

Hay mucho que aprender o actualizar
Aprender a presentar correctamente a los demás
Saber la etiqueta en la mesa
Cómo hacer networking correctamente ya sea en eventos o en las redes sociales
Conocer la e-etiqueta, la relacionada con el buen uso del email, los SMS o mensajes de móvil etc
Cómo crear relaciones con personas de otras culturas.
Conocer y practicar las buenas maneras nos distingue de los demás de forma positiva pues los demás aprecian que se les trate con cortesía, sentirse más valorados y apreciados.
      

Ultimas palabras


Una imagen personal que incluye una apariencia cuidada, la capacidad de comunicarse tanto de forma verbal como no verbal (gestos etc) de forma eficiente así como con la práctica de las buenas maneras es el camino para conseguir nuestros objetivos personales. No olvides que una buena imagen y una marca personal poderosa son las llaves que te abrirán muchas puertas

Alyce Parsons y Diana Parente hace mas de 15 años desarrollaron una teoría según la cual hay 7 estilos diferentes y que son universales. Se trata de:
1. Natural
2. Tradicional
3. Elegante
4. Romántico
5. Seductor
6. Creativo
7. Dramático

        
La mayoría somos una mezcla de varios estilos. De todos modos existen varias claves muy sencillas para saber a qué estilo perteneces. Primero completa la frase que aparece a continuación con toda sinceridad y por favor elige sólo una de las opciones :

        
I) “A veces, cuando me arreglo, corro el riesgo de lucir _____________”.
1. Desarreglado, demasiado informal
2. Anticuado
3. Ostentoso/presumido
4. Cursi
5. Vulgar
6. Ridículo
7. Exagerado
          

II) ¿Qué buscas cuando compras ropa?

1. Comodidad y libertad de movimiento
2. Sobriedad y seriedad
3. Calidad y distinción
4. Verte cálido y accesible
5. Llamar la atención del sexo opuesto
6. Originalidad, ser diferente
7. Impactar a los demás

    
Con estos datos ya podemos saber cuál es nuestro estilo:

1. Si respondiste comodidad y libertad de movimiento y aceptas que a veces corres el riesgo de verte demasiado informal, desarreglado, fachoso, entonces perteneces al estilo natural.

             
2. Si respondiste que en ocasiones corres el riesgo de verte anticuado/a y buscas la sobriedad y seriedad en tu apariencia, entonces eres de estilo tradicional.

          
3. Si consideras que corres el riesgo de lucir ostentoso o presumido y buscas siempre la calidad y distinción en la ropa, lo más probable es que seas de estilo elegante.

       
4. Si a veces puedes caer en el extremo de parecer cursi y te identificas como una persona cálida y accesible, seguramente eres una persona que pertenece al estilo romántico.

   

5. Si te gusta llamar la atención de la gente, especialmente del sexo opuesto, pero en ocasiones aceptas que corres el riesgo de parecer vulgar, entonces es muy posible que pertenezcas al estilo seductor.
     

6. Si alguna vez tus íntimos te han comentado que tu vestimenta cae en lo ridículo, buscas ser original y diferente; entonces tu estilo es creativo.

         
7. Si en ocasiones corres el riesgo de verte muy exagerado y buscas siempre impactar e impresionar a la gente por tu apariencia, entonces tu estilo es dramático.

Un armario impecable

Una vez que hemos descubierto los colores, estilos, siluetas y formas de vestir las prendas que mejor te van, entonces es el momento de ir a tu armario y poner en práctica todo lo que hemos aprendido.

     
Abriremos las puertas del armario y sacaremos todas las prendas una a una. Hay una serie de preguntas que tenemos que hacerte: ¿Me gusta esta prenda? ¿Me sienta bien? ¿Es de un color que te favorece? ¿Es de mi talla actual? ¿Me siento cómodo/a llevándola? ¿Con qué la combino?

  
Vale la pena probarse la prenda de nuevo frente al espejo y apreciar lo que se ve. Si respondes con un “no” a cualquiera de las preguntas entonces es el momento de ver si haciendo algunos cambios (nueva combinación, cambiar el botón o el largo de la prenda etc) podemos usar la prenda. Si no es así mejor venderla, donarla o si está fatal, tirarla.

        
Divide la ropa en varios grupos. Un grupo de prendas son las que volveremos a poner en el armario porque nos gustan y nos sientan bien. Las que están en buen estado pero no nos gustan las podemos reciclar regalándolas a otra persona que las aprecie o a una institución benéfica o religiosa. Otro grupo de prendas que no nos ponemos a menudo pero que son un clásico las guardaremos en cajas perfectamente señalizadas para que podamos encontrarlas cuando las necesitemos.

     

Compra muchas perchas de buena calidad, preferiblemente de madera. El efecto visual es más atractivo si todas las perchas son iguales o similares.

       
Organizaremos las prendas del armario. ¿Cómo? Muy fácil, colgaremos las prendas cortas (tops, camisas, etc) juntas y las largas (vestidos, abrigos etc) juntas.

      

Paso 1 .Clasificar la ropa por tipo de prenda, es decir hacer una pila con las camisetas de manga larga, otra con las de manga corta, poner todas las faldas juntas, todos los pantalones de vestir, los vaqueros etc.

 
Paso 2. Organizar la ropa por colores. Dentro de cada categoría ponemos por ejemplo todos los pantalones negros juntos, todas las camisas blancas las unas al lado de las otras etc..
   

Paso 3. Podemos ahora practicar y coordinar las prendas para conseguir un look total con ropa y complementos.
      

Paso 4. Ya tenemos una idea clara de cuáles son nuestras existencias y podemos ir apuntando las prendas que nos faltan.
         

5. Tira las bolsas de plástico de la lavandería. Una vez que ya las tienes en casa tienes que tirarlas puesto que no dejan a las prendas respirar.

 

   Cybernovios.cl  - 51.255 1052 / 9.218 9087 - La Serena - Email