Matrimonio Civil

 

Derechos y Deberes

 

Una vez fijada la fecha del matrimonio, es importante reservar 3 meses antes la hora para la ceremonia del matrimonio civil. No puede hacerse con más anticipación, pero sí conviene hacerlo con ese plazo, ya que hay épocas del año en que se celebran más matrimonios que en otros. Luego se debe realizar la manifestación ante el Oficial Civil y entregar la información de los testigos, fijar hora, día y fecha.

    

La ceremonia civil puede realizarse en las oficinas del Registro Civil o bien en el lugar que los Novios lo prefieran. Existe un costo para los Matrimonios celebrados fuera de la Oficina del Servicio, fuera del horario de trabajo de $28.190 y un costo de $21.680 para los Matrimonios celebrados fuera de la Oficina del Servicio, dentro del horario de trabajo.

    

Vamos a revisar paso a paso lo que significa en Matrimonio ante la Ley y los pasos detallados a seguir, así como los requisitos e impedimentos para realizarlo.

      

El Contrato del Matrimonio


El matrimonio civil, según el Código Civil de Chile, artículo 102 "es un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen actual e indisolublemente por toda la vida, con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente".

  

Diligencias previas a la celebración del Matrimonio


Previo a la celebración del matrimonio, los futuros contrayentes deben cumplir con lo siguiente:

Solicitud : Solicitar hora con cualquier Oficial Civil para realizar la Manifestación, rendir la Información de los testigos y fijar el día y hora para la celebración del matrimonio civil o, en su caso, la inscripción del matrimonio religioso.

          

Manifestación : En este acto, los contrayentes comunican a el o la Oficial Civil en forma escrita, oral o por lenguaje de señas su intención de contraer matrimonio. Además, se entrega la siguiente información que el o la Oficial Civil deja consignada en un acta:

Los nombres y apellidos de los futuros contrayentes, el lugar y fecha de su nacimiento, su estado civil de solteros, viudos o divorciados (en estos dos últimos casos, debe consignarse el nombre del cónyuge fallecido o de aquel con quien contrajo matrimonio anterior), su profesión u oficio, los nombres y apellidos de los padres, si fueran conocidos, los nombres y apellidos de la persona cuyo consentimiento fuera necesario en el caso de menores de entre 16 y menos de 18 años, y el hecho de no tener incapacidad o prohibición legal para contraer matrimonio.

           

Información: Los contrayentes deben presentar a lo menos 2 testigos que declararán respecto del hecho de que los futuros cónyuges no tienen impedimentos o prohibiciones para contraer el matrimonio.

No podrán ser testigos de la Información ni de la Celebración del matrimonio:

Los menores de 18 años, Los que se hallaren en interdicción por causa de demencia, Los que se hallaren actualmente privados de razón, Los que hubieren sido condenados por delito que merezca pena aflictiva y los que por sentencia ejecutoriada estuvieren inhabilitados para ser testigos, Los que no entendieran el idioma castellano o aquellos que estuvieren incapacitados para darse a entender claramente.

     

Rendida la Información de los testigos, dentro de los 90 días siguientes se procederá a la Celebración del Matrimonio. Transcurrido este plazo sin que el matrimonio se hubiera celebrado, deberán repetirse las formalidades de la Manifestación y la Información.

    

Requisitos e impedimentos


Los requisitos fundamentales para contraer matrimonio en Chile, así como sus impedimentos, están determinados en el Código Civil, y los principales son los siguientes:

    

Requisitos

Existir libre voluntad y consentimiento de los novios para contraer matrimonio.

Pueden contraer matrimonio los mayores de 18 años, siendo la edad mínima 16 años, siempre y cuando éstos últimos cuenten con el consentimiento de los padres o tutores.

Celebrar el vínculo matrimonial ante un oficial del Servicio de Registro Civil e Identificación, correspondiente al domicilio de la novia o del novio.

La presencia de al menos dos testigos mayores de edad, hábiles ante la ley.

     

Impedimentos

Falta de edad requerida por la ley (16 años) o no tener el consentimiento de los padres o tutor.

Tener parentesco consanguíneo cercano. (Los ascendientes y descendientes relacionados entre sí por consanguinidad.

Los que se encuentren ligados por vínculo matrimonial anterior no disuelto. Si existe un vínculo anterior disuelto, se debe presentar el certificado de nulidad o divorcio.

Los que estén privados del uso de razón o que, por un trastorno o anomalía psíquica fehacientemente diagnosticada, sean incapaces de modo absoluto para formar la comunidad de vida que implica el matrimonio.

Los que carecieran de suficiente juicio o discernimiento para comprender y comprometerse con los derechos y deberes esenciales del matrimonio.

Los que no puedan expresar claramente su voluntad por cualquier medio, ya sea en forma oral, escrita o por medio de lenguaje de señas.

Los ascendientes y descendientes relacionados entre sí por afinidad (suegra con yerno, suegro con nuera)

El cónyuge sobreviviente con el o la imputado(a) por el homicidio de su marido o mujer, o con quien hubiese sido condenado como autor, cómplice o encubridor de ese delito.

Los que se encuentren en alguna de las situaciones que contempla la Ley de Adopción N° 19.620; por ejemplo, el o la adoptante con el adoptado(a).  

    

Opciones Matrimonio


Matrimonio ante Oficial Civil

 

La ceremonia puede realizarse en la Oficina de Registro Civil, en la casa de uno de los contrayentes o en el lugar que de común acuerdo se indique, siempre que este domicilio corresponda a la jurisdicción del Oficial Civil. El día de la ceremonia se presentarán los contrayentes acompañados de dos testigos mayores de 18 años, preferentemente los que participaron en las diligencias previas al Matrimonio, que puedan atestiguar sobre los datos personales de los contrayentes y que acrediten que no existen impedimentos ni prohibiciones para su celebración. Si uno o ambos contrayentes son menores de 18 años, ambos padres deben prestar su consentimiento expreso para la celebración. El consentimiento para el Matrimonio de los menores de edad podrá otorgarse personalmente, al momento de su celebración, o mediante una declaración conjunta o separada de las personas llamadas por ley a otorgarlo, firmada ante cualquier Oficial Civil, lo que tendrá una validez de 90 días. Una vez concluída la ceremonia, se entregará a los nuevos esposos la Libreta de Matrimonio.

         

Matrimonio ante Ministro de Culto

   

La nueva Ley de Matrimonio Civil permite inscribir el matrimonio realizado ante un ministro de culto de cualquier religión, por lo que las personas que deseen hacerlo, deberán previamente, manifestar ante cualquier Oficial Civil su intención de contraer Matrimonio y rendir información de a lo menos dos testigos hábiles que les conste que los futuros contrayentes no tienen impedimentos ni prohibiciones legales para celebrarlo. Una vez que se haya celebrado el Matrimonio religioso, los contrayentes deberán, dentro del plazo de ocho días corridos contados desde la celebración, concurrir a alguna de las Oficinas del Registro Civil, que puede ser la misma donde se realizó la Manifestación u otra distinta, y solicitar al Oficial Civil la inscripción del acta que otorgue la entidad religiosa, en que se acredite la celebración del Matrimonio religioso y ratificar el consentimiento prestado ante el ministro de culto. Si no se inscribiese en el plazo de ocho días antes indicado, el matrimonio religioso no será válido ante la Ley.

          

"Los cónyuges están obligados a guardarse fe, a socorrerse y ayudarse mutuamente en todas las circunstancias de la vida. El marido y la mujer se deben respeto y protección recíprocos", dice el artículo 131 del Código Civil. Si bien nuestra legislación contempla algunas diferencias en cómo se ejercen los derechos y deberes del esposo y la esposa, como por ejemplo lo relativo a régimen patrimonial, tienen en su origen los mismos derechos como el de fidelidad mutua, ayuda, respeto y protección recíproca.

       

Regimenes Patrimoniales

             

Los regímenes patrimoniales son sistemas que regulan las relaciones económicas al interior del matrimonio. Cuando un hombre y una mujer se casan ante el oficial del Registro Civil, deben optar libre y voluntariamente a cuál sistema de administración de bienes se acogen.

      

En Chile existen tres sistemas patrimoniales, los cuales se distinguen por la forma en que se administran los bienes y por cómo se protege a los esposos en situaciones de deuda. El primero de estos regímenes se crea con el Código Civil en 1855 y es la Sociedad conyugal, el segundo se crea en 1934 y es el llamado separación de bienes y el último aparece en 1994 y se denomina participación de los gananciales. Algunas características de los regímenes patrimoniales:

   

Régimen de sociedad conyugal: El marido pasa a ser el jefe de la sociedad y es el único que puede administrar los bienes que la integran. Para cualquier operación relativa a los bienes conyugales, necesita de la autorización de la mujer. Son parte del matrimonio los bienes adquiridos durante y antes de contraer el vínculo. Si se termina el matrimonio, se liquidan los bienes quedando cada uno con la mitad.

     

Régimen de separación de bienes: Hombre y mujer son independientes para administrar sus bienes. El patrimonio de cada cónyuge queda protegido en caso de que uno tenga problemas con acreedores. En caso de fallecimiento cualquiera puede dejar a través de un testamento una mejora en la situación del cónyuge sobreviviente.

      

Régimen de participación de los gananciales: Durante su vigencia se considera separación de bienes pero para ser aval uno de ellos necesita de la autorización del otro. Al momento de optar por este sistema los esposos deben redactar un inventario de los bienes; también deben hacerlo en caso de liquidar la sociedad, repartiendo en forma equitativa las ganancias o bienes adquiridos.

   

Los cónyuges estando casados, por distintas razones, pueden pasar de la sociedad conyugal a la de separación de bienes o a la participación de gananciales pero no a la inversa. En tanto, sí pueden cambiar de separación de bienes a participación de gananciales y viceversa.

       

Cursos Preparación Matrimonial

El Oficial Civil informará a los futuros contrayentes, al momento de la Manifestación, la existencia de cursos para preparación del matrimonio, si no acreditaren que los han realizado.  Estos cursos podrán ser dictados por el Servicio de Registro Civil e Identificación o por otras instituciones que deberán estar inscritas en una nómina que llevará el Servicio de Registro Civil e Identificación.

       

Oficinas Registro Civil IV Región

Oficina

Fono

Dirección

Andacollo

51-431503

Ríos s/n

Caimanes

53-592012

Independencia s/n

Canela

53-540016

Estanislao Oyarzún 090

Carén

53-726043

Mac Iver s/n

Cerrillos

53-631743

Los Aromos 138

Combarbalá

53-741037

Oriente 458

Coquimbo

51-312036

Aldunate 1068

Chañaral Alto

53-711534

Av. El Quiscal s/n

Hurtado

53-691830

Calle Unica 32

Illapel

53-521325

Buin 180

La Higuera

51-223579

Av. Gabriela Mistral s/n

La Serena

51-216073

M. A. Matta 461

Los Vilos

53-541018

Lincoyán esq. Galvarino

Mall Plaza

51-226557

Avda. A. Solari 1400

Mincha

53-594007

Calle Principal s/n

Monte Patria

53-711230

O'Higgins 20

Ovalle

53-620364

V. Mackenna 350

Paihuano

51-451044

Balmaceda s/n

Punitaqui

53-731187

Caupolicán esq. Galleguillos

Quilimarí

53-536208

Independencia 2

Rapel

53-721070

Manuel A. Matta s/n

Salamanca

53-551065

Marqués Monte Pío 180-A

Samo Alto

53-691608

Calle Unica s/n

Tongoy

51-391996

Fundición Sur s/n

Vicuña

51-411257

San Martín s/n

 

   Cybernovios.cl  - 51.255 1052 / 9.218 9087 - La Serena - Email