Un detalle muy importante: La Música

 

Antes de contratar el servicio...

       

La música marca un estilo y envuelve todos los ambientes, en especial cuando se trata de concentraciones de personas, ayudando a crear determinados climas. Asimismo, potencia los sentimientos, por lo que elegir de forma adecuada la música de la boda, tanto de la ceremonia como de la fiesta, puede convertir todo el día en especial y mágico.

   

Por mucho cariño que tengamos a un sobrino o un amigo que empiezan a tocar el violín o la guitarra, no le pidamos que amenice la boda a no ser que sea un profesional experimentado: puede destrozar la ceremonia aunque ponga su mejor voluntad. Y cuidado con los cantantes con pánico escénico. Muchos familiares y amigos cantan probablemente como los Dioses, pero como no tienen la costumbre de cantar en público, pueden arrepentirse a último momento.

      

Música para la Ceremonia


Aunque debe ser más elaborada y extensa para el caso de la ceremonia católica, vale también para la ceremonia Civil, que puede realizarse en el mismo lugar donde se hará el banquete. Hay tres momentos espectaculares en la boda que deben ir envueltos mágicamente por la música: La entrada de la novia, el momento posterior a la declaración como marido y mujer, y el fin de la ceremonia.

   

La marcha nupcial, ya sea la clásica de Mendelssohn o la de Lohengrin de Wagner, debe servir para la entrada de la novia en el templo, como aviso de que la ceremonia está presta a comenzar y para acompañar el avance principesco de la novia. Como alternativa a estas dos, se puede emplear el "Salutaris" de Beethoven o el Canticorum Jubilum de Händel. 

       

Durante la ceremonia la música debe ser la preferida por los novios, y puede ser una elegida por ellos por tener algún significado especial, pero si quieren atenerse a lo clásico y tradicional, pueden elegir entre el Ave María de Schubert, el Gloria de Vivaldi o el Aleluya de Mozart. Una de estas piezas puede ser la elegida para el segundo momento especial, y las demás distribuirlas a lo largo del enlace.

     

Otras composiciones propuestas para el desarrollo de la ceremonia son el  Lascia ch'io pianga o Largo, de Händel. De Mozart: "Exsultate, jubilate" de la Misa K437, "Ave Verum Hábeas" o Pieza Sacra número 2 de Mendelssohn. Como despedida se puede optar por los ya citadas marchas del inicio, o el Aleluya del Mesías de Haendel, que produce una grata y bonita sensación a los asistentes. Esta música debe ser interpretada por un terceto, cuarteto o quinteto, o un organista: pero lo más indicado es un coro, y especialmente una buena voz femenina acompañada por música de cámara. Si no se dispone de presupuesto, siempre puede conectarse un buen equipo de sonido a la megafonía del templo a cargo de un amigo que tenga claro lo que va en cada momento.      

    

Más originales y atrevidos son los espirituales, baladas o pop suave, para los momentos de entrada y salida. Cuidado con las improvisaciones si no se tiene un control pleno de gusto, ritmo y ambiente musical.

    

El baile de los Novios


El primer baile de la pareja como marido y mujer tradicionalmente se realiza cuando los novios entran al salón o carpa donde se realizará el banquete. Si optan por lo más tradicional, el vals de Strauss es el que deben elegir. Pero si prefieren una melodía más personalizada, que les haga sentido, pueden optar por "su canción" preferida. Luego viene el cambio de parejas con los padres y madres, hasta que todod han bailado con todos.

 

Música para el Cocktail y el Banquete


Si se realiza un cocktail de bienvenida a los invitados, la música debe ser suave y tranquila, a un tono tal que permita a la vez la conversación y llene los vacíos en determinados momentos. Hay que diferenciar si el cocktail se celebra en un recinto cerrado o en un jardín, o lugar exterior. El exterior permite más frescura y romanticismo, aunque si el salón del cóctel es grande también queda bien. Si el cocktail se celebra en un interior de dimensiones justas para los invitados, la música deberá ser suave. Un saxo tipo Kenny G o un piano suave, no importa que sea música enlatada, será lo ideal.

    

Al inicio del banquete, los novios deben aparecer en escena bajo una música, también anunciando la presencia de las estrellas del día cuando todos los invitados están sentados. Sin repetir ninguna pieza de las utilizadas en la Iglesia, se puede escoger una marcha nupcial, la ya citada Aleluya del Mesías de Haendel o la balada vocal más romántica escogida por los novios siempre que tenga fuerza sonora.

      

Durante la comida o cena, puede acompañar otra música tipo hilo musical, u optar por el silencio, que llenarán las conversaciones de los comensales, y seguramente los brindis y aplausos para los novios. Si se escoge la opción musical, tendrá un volumen muy suave y un ritmo lento. Otro momento mágico: el corte de la torta. Debe anunciarse con una música contundente: el ya citado Aleluya del Mesías de Haendel si no se ha utilizado antes, una pieza suave de ópera o una canción pop preferida por los novios. El fin es crear romanticismo en este instante tan significativo. La imaginación y la elección de los novios en este caso es libre.

    

Música para la Fiesta


Para planear la selección de la música de la fiesta del matrimonio, hay que elegir entre música envasada o una orquesta o banda en vivo. Para cualquiera de los 2 casos, lo importante es que escojamos música que identifique a los novios y que sea de consenso, pues asistirá gente de distintas edades y la idea es que todos bailen y pasen un rato muy agradable y entretenido.

        

Las bandas tienen un gran mérito, que es garantizar la interacción con los invitados y contagiar alegría durante toda la noche, porque la mayoría de ellas interpretan música de estilo latino-tropical, que entusiasma a todos. Pero como el espectáculo es en vivo, podría haber algún desperfecto. Por eso, se sugiere organizar una prueba de sonido 2 a 3 días antes de la fiesta, y así descartar cualquier problema. De todos modos, es conveniente tener música envasada como respaldo y asegurarse que hay un "plan B" en caso de complicaciones.

    

Si la opción elegida es contratar a un DJ, hay que optar por uno que tenga buen equipamiento y que cuente con las canciones que los novios seleccionen para poner en la fiesta. Esta alternativa es la mejor, si la musica tropical no es su favorita...

 

Experiencia: Pedir referencias de trabajos anteriores y hablar con novios que hayan contratado sus servicios.

  

Coordinación: Definir claramente cuál es el tipo de música que quieren que predomine. De todas maneras debe haber un poco de todo, pero depende de los Novios la elección del estilo. De los '80, Raeggetonero, Anglo, etc.

  

Horario: Definir claramente cuántas horas o hasta qué hora deberán tocar la música (ilimitado o con tope)

 

Animación: Si no contarán con un animador especial, consultar si es posible que el Dj o alguien de la orquesta presente algunos eventos especiales, como por ejemplo el corte de la torta o el lanzamiento del ramo.

   

Equipamiento: Pedir una lista de los equipos disponibles y consultar qué pasaría si se corta la luz. Disponen de generador? Equipos adicionales en caso de que alguno se queme?

 

Alimentación: Preguntar si los novios deberán hacerse cargo de la alimentación de los músicos, tanto si es un DJ como una banda u orquesta.

      

Extras: Si deciden hacer karaoke, sería bueno saber si los mismos proveedores de la música pueden proveer de micrófonos adicionales y los equipos necesarios.

                 

Importante: Firmar un contrato en el que queden estipuladas todas las condiciones del servicio: la fecha de la boda, las horas entre las cuales se debe prestar el servicio, el precio, menú, etc.

Musica en YouTube

Marcha Nupcial

   

Marcha Nupcial, Mendelssohn

    

Marcha Nupcial, Wagner

  

O Salutaris, Beethoven

   

Canticorum Jubilo, Händel

       

La Ceremonia

       

Ave María, Schubert

    

Gloria, Vivaldi

     

Aleluya, Mozart

    

Lascia ch'io pianga, Händel

   

Largo, Händel

    

Exsultate, Jubilate, Mozart

   

Ave Verum Habeas, Mozart

  

Aleluya, Händel

  

El Baile de los Novios

     

Vienna Waltz, Strauss

 

   Cybernovios.cl  - 51.255 1052 / 9.218 9087 - La Serena - Email