Tradiciones Ancestrales

 

Ceremonia de la luz

 

El matrimonio es una tradición ancestral, y como tal, todas las partes de este ritual tienen sus orígenes en la antigüedad y un significado. Estas creencias han evolucionado, pero es interesante y divertido saber cuál es su verdadero origen.

 

El día elegido


En la Edad Media las novias trataban de casarse en noches de luna llena porque creían que serían bendecidas con fertilidad y abundancia económica. Los lunes eran considerados días buenos para casarse, porque desde la Europa preromana el lunes era el día de la Luna, la diosa madre.

El refrán "en martes no te cases ni te embarques" (en algunos lugares "en martes ni te cases ni te embarques, ni de tu casa te apartes") proviene de la Antigua Roma. Marte era el dios de la guerra, por lo que los romanos pensaban que el martes, día dedicado a ese dios, era un día propicio para desgracias, catástrofes y sangre. Entonces, para tener una convivencia pacífica se prohibió viajar y casarse un día martes.

El viernes era el día consagrado a Venus, la diosa de la belleza y el amor. Ella se encargaría de que el cariño de los novios fuera duradero.

El domingo era un día bendito en la Europa prerromana, pues era el día consagrado al dios Sol. Los romanos lo llamaron domínicum, por dómine (señor, dominador, dios). Se suponía que el dios Sol derramaría salud, alegría y abundancia sobre los esposos.

     

El anillo de compromiso y de matrimonio


Se dice que la tradición del anillo de compromiso tiene sus orígenes en el viejo testamento. En la antigüedad ya se utilizaba la costumbre de pedir la mano de la novia mediante un anillo. Posteriormente en la edad media se instauró la costumbre de que la prometida llevara un anillo de oro en su mano izquierda.

El anillo de matrimonio es el símbolo tradicional de la eternidad y la fidelidad (no tiene principio ni fin) y se pone en el dedo anular porque antes existía la creencia que la vena de este dedo iba directamente al corazón. El rito de los anillos tiene su origen en las ceremonias paganas de matrimonio entre los romanos.

   

La Dote


Es el “pago” que debía hacer la familia de la Novia para poder proceder al casamiento, es una costumbre todavía muy arraigada en la India y otras culturas orientales, pero no en las occidentales.

  

Entrega de la Novia


En la antigüedad, las hijas se consideraban "propiedad" de sus padres. Cuando llegaba la hora de desposar a la hija si su padre lo aprobaba, él transfería la posesión de su hija al novio. Hoy el acto de entregar la novia al novio en el altar, simboliza la aceptación del novio a la familia y la bendición de sus padres al matrimonio.

        

La Novia a la izquierda del Novio


Hubo un tiempo, y no demasiado lejano, en el que la mujer necesitaba el consentimiento de sus padres o hermano para casarse y… a veces un hombre se encaprichaba de la novia y la raptaba. Para defenderse de un eventual ataque, el novio necesitaba sacar de su costado derecho las armas lo más rápidamente posible. Por eso la novia se situaba a la izquierda.

   

Pajes y Damitas


La mayoría de las religiones en el mundo dentro de sus prácticas rituales de la ceremonia nupcial, incluyen la figura de las Damitas, una niña generalmente menor de 12 años con un vínculo consanguineo directo de la novia, quien es la encargada de abrir el sequito y acompañarla hasta el altar. En algunas ocasiones está acompañada de un Paje (Flower boy)

    

Vestido de Novia


El color y el diseño de un vestido de novia en la antigüedad en nada se le asemeja al que conocemos hoy en día. El vestido de novia pasó a ser blanco, cuando en la ceremonia nupcial de la Reina Victoria de Inglaterra en 1840, lució un impactante vestido blanco que marcó la tendencia, manteniéndose en la actualidad.

Hoy el color blanco simboliza paz, felicidad, pureza e inocencia, pero además de blanco, el tono del vestido puede variar entre color crema, marfil o champagne.

Antiguamente en Roma, las novias se casaban con la misma túnica blanca que usaban a diario, aunque usaban un velo color púrpura adornado con una corona de flores.  

En época de los lombardos (pueblo germánico originario del Norte de Europa), las novias se vestían con una túnica negra larga, con un manto rojo.

Durante la Edad Media, las novias se ponían vestidos rojos con decoraciones doradas, que representaban la realeza y el poder, mientras que en el Renacimiento el color no era tan importante, pero sí que éste fuera bordado con piedras preciosas, perlas y diamantes.

Entre los griegos en el siglo IV aC. el vestido era de color amarillo, y alrededor del 1700 se usaban mucho los colores pastel.

Las novias islamicas usan una túnica negra como señal de pureza.

    

El Velo de la Novia


Entre los griegos y los romanos, durante el siglo IV antes de Cristo, los velos largos y translúcidos estaban de moda para las bodas; el color del velo era de un amarillo intenso que cubría su rostro. De hecho, el velo nupcial era tan largo que llegaba hasta los pies. Durante la Edad Media, el color dejó de ser un factor esencial y la importancia se atribuyó a la riqueza de la tela y de los adornos, para finalmente en Inglaterra y Francia tornarse blanco, un color que a finales del siglo XVIII era ya de común aceptación.

Simbolizó originalmente el apartamiento de la vida exterior, la virginidad, la modestia, la inocencia y la virtud de la novia. A lo largo de los años este símbolo se ha perdido, pero el velo se lleva todavía. En algunas culturas de Oriente el velo se llevaba para ocultar completamente la cara de la novia a un novio que jamás la había visto. Solamente después de la ceremonia se le permitía al novio levantar el velo para ver el rostro de su nueva esposa. Las novias católicas lo utilizan como símbolo de pureza, y por eso en ocasiones la novia lo elige de dos capas, para llegar al altar con velo y que el novio lo levante cuando le es entregada por su padre. Actualmente se le considera en general un adorno estético y un complemento para el vestido.

    

Ramo de Novia


Se trata de una antigua costumbre que podría rastrearse hasta el antiguo Egipto. Las novias egipcias solían llevar hierbas de intenso aroma destinadas a ahuyentar los malos espíritus. Con el paso de los años, las hierbas fueron sustituidas por flores. Siglos más tarde esta tradición puede haber sido importada a Europa en tiempos de las Cruzadas. La flor utilizada por aquel entonces era el azahar, flor que simbolizaba la pureza de las novias.

   

Algo viejo, algo nuevo, algo prestado y algo azul


En la Edad Media se decía que en la boda era de buena suerte usar algo viejo, que simbolizara la conexión de la novia con su pasado y representaba la continuidad de su matrimonio (solía ser alguna joya de la familia); algo prestado, que se refería a la creencia de que la felicidad se podía atraer usando algo de una amiga que fuera feliz. Lo prestado simbolizaba la amistad, el obtener la felicidad por préstamo (solía ser una joya o simplemente un pañuelo); algo nuevo, porque producía esperanza por un futuro óptimo; algo azul, ya que ese color representaba la fidelidad de los contrayentes.

En la Edad Media también se estilaba que aunque la pareja ya viviera junta, la noche antes de la boda debían pasarla cada uno en su casa o en casa de sus respectivos padres. Esta costumbre se mantiene hasta nuestros días.

         

Las Arras


En nuestros días ya son pocas las parejas de novios que escogen mantener esta tradición pero no por ello deja de ser algo hermoso y muy simbólico que tal vez tú quieras recuperar para el día de tu boda, estamos hablando de las arras. Las arras son 13 monedas que el novio entrega a su futura esposa en la ceremonia religiosa, estas monedas son depositadas en las manos de la novia luego de sacarlas de un estuche especialmente diseñado para ellas, con su interior aterciopelado; o en algunos casos se utiliza directamente una bolsa de terciopelo que las contiene. Hay varios tipos de arras, las más costosas están bañadas en plata u oro y suelen tener un corazón de cobre en cada una de ellas; también las hay más económicas, estas se fabrican en níquel y llevan un baño dorado o plateado según la preferencia de la pareja. La simbología de esta tradición es que con estas monedas el novio demostraba a su amada las propiedades y bienes que con ella compartiría; como así también eran consideradas un regalo especial que este hacía a su novia en agradecimiento por la virginidad conservada para él.

    

La Alfombra Roja


La alfombra roja que se pone en la iglesia a la entrada del cortejo, o frente al oficial del matrimonio representa honor y respeto. Los pétalos que los pajes esparcen abriéndole camino a la novia simbolizan un futuro dulce y pleno.

  

La Marcha Nupcial


Es la música que abre y cierra la ceremonia. Tiene su origen en la boda de la princesa Victoria de Inglaterra con el príncipe Federico Guillermo de Prusia. La princesa Victoria eligió ella misma las dos marchas: La Marcha Nupcial de Mendelssohn para su entrada a la iglesia y la ópera Lohengrin de Wagner para la salida de la iglesia ya de la mano de su esposo.

También puede ser utilizada como marcha nupcial la compuesta por Mozart, que aparece en su ópera Le nozze di Figaro. Aunque es muy poco frecuente, muchos novios la prefieren para su celebración debido al carácter más alegre de su melodía y por ser menos utilizada en los matrimonios.

   

El Vals


Uno de los momentos más románticos de una fiesta de matrimonio es cuando los novios bailan el vals. Su primer baile como esposos, colmado de romanticismo, con la atención de todos los invitados sobre ellos.

El origen del Vals se remonta a la Alemania del siglo XII. Waltzen, en alemán, quiere decir girar, ya que ese es el movimiento que se describe al bailarlo. Algunos siglos después, el vals fue poniéndose de moda y comenzó a usarse en las fiestas de Viena, en el siglo XVII y tal como muchas tendencias reales, se fue expandiendo por los palacios de toda Europa. En el siglo XIX, comenzó a utilizarse en las bodas de la realeza, como el primer baile que los príncipes compartirían como marido y mujer.

Actualmente, algunas parejas cambian el vals tradicional por una canción romántica que los identifique. Por eso, en algunos países ya no se habla de vals, sino del “primer baile”. El Protocolo indica que el baile lo abren la novia y el novio. Luego la novia con su padre o padrino, el novio con su madre o madrina y finalmente el padre del novio con la madre de la novia, se intercambian parejas y cada no queda bailando con su propia pareja. Después salen a la pista de baile los familiares y luego el resto de los invitados.

   

Lanzar arroz


Es una costumbre moderna, originaria de Asia que simboliza la abundancia y la fertilidad. Aparentemente esta costumbre pasó a Europa durante la Edad Media, y posteriormente fue traída a América por los españoles. Antiguamente también se lanzaba trigo y otros granos en señal de bienestar y para que no hubieran carencias en el nuevo hogar. En las bodas los invitados lanzan arroz al novio y a la novia con la esperanza de que la pareja tenga muchos hijos.

Hoy muchas parejas han cambiado el tradicional arroz por pétalos de rosas, burbujas de jabón, semillas de girasol o incluso mariposas de papel; sin embargo, el sentimiento sigue siendo el mismo: desear mucha prosperidad para los recién casados.

    

Lanzar el ramo y la liga


En la Francia del siglo XIV, surgió una costumbre por la cual se consideraba que la liga de la novia traía buena suerte. Los invitados corrían detrás de la novia y le quitaban la liga como podían, así que Para evitar que la novia terminara con todos los invitados bajo su falda, ellas empezaron a lanzar la liga voluntariamente. A lo largo del tiempo el ramo de flores se añadió como parte de esta costumbre de lanzar objetos. Hoy, la costumbre ha sido dividida para que el "bouquet" se lance a las invitadas solteras y la liga se lance a los solteros. Dice la tradición popular que quien reciba el bouquet de flores o la liga será el próximo en casarse.

     

La Torta


Esta tradición también tuvo su origen en la antigua Roma. Después de la boda un pan se rompía por encima de la cabeza de la novia, y un gran número de migas significaban una familia abundante para la nueva pareja. Los invitados consideraban que las migas caídas aportaban buena suerte así que las recogían del suelo y se las comían. Esta tradición evolucionó y llegó a Inglaterra en la Edad Media, donde los invitados a una boda traían pequeñas tartas y las amontonaban.  El novio y la novia besaban las tartas, luego se les añadía una capa de azúcar glaseado y se repartían a los invitados. También se dice que ofrecían canastas de galletas a los invitados para que las lleven a sus casas. Esto evolucionó en la costumbre de llevar a la casa un pedazo del pastel de bodas y colocarlo bajo la almohada. Estas migas de pan y el ofrecimiento de canastas de galletas, eventualmente condujeron a la elaboración de tortas de boda grandes para que alcancen para todos los invitados.

     

Los Regalos


Tradicionalmente, y en todas las culturas es costumbre regalar a la pareja de novios diversos tipos de presentes como muestra de alegría por la nueva unión. Los regalos que se entregan a la pareja de novios generalmente son tendientes a facilitar su nueva incorporación a la vida marital, razón por la cuál es común que se obsequien utensilios para el hogar. En la actualidad se ha vuelto popular la creación de listas de regalos de boda con el fin de facilitar a los invitados y a la pareja la selección de los regalos, la cual permite asegurar en cierta medida que la pareja recibirá regalos que realmente le serán de utilidad.  

   

Los recuerdos de boda


Este elemento se puso de moda a principios del XIX, en las bodas de personajes de gran significación social. Estar invitado a una de estas bodas tenía tanta importancia, que sus asistentes mandaban enmarcar las invitaciones, ó en caso de no haber sido invitados, encargaban falsificaciones a las imprentas para lucir lo que no habían recibido. La realeza primero, y la nobleza después, comenzaron a entregar placas conmemorativas, como testimonio de la asistencia a los enlaces de sus miembros. Y entonces la tradición dio la vuelta, y lo que antes era importante recibir pasó a ser entregar. Es decir, aquellas parejas que deseaban magnificar su enlace, entregaban un recuerdo al final del mismo.

    

Saltar la escoba


Esta tradición se originó en Irlanda y Escocia, pero actualmente se utiliza mucho también en América. Según la creencia, hace que la pareja permanezca unida hasta la muerte, viva muchos años mas de vida y sea propicia a tener hijos. Se acostumbra a que durante la ceremonia, el hombre de mayor edad que asistió a la boda, el será el indicado para acomodar las escobas en forma yuxtapuesta. Los novios deben tomarse del brazo y así unidos saltar por encima de las escobas para sellar la fidelidad de la pareja. Luego de la ceremonia, la escoba debe ser trasladada a la casa de los recién casados y debe permanecer allí durante todo un ciclo lunar. Después de ese tiempo, la escoba debe colocarse en la puerta de la entrada de la nueva casa, ya que de esta forma la escoba los protegerá de cualquier maldición o envidia, no dejara que estos malos sentimientos entren en el hogar.

     

Cruzar el umbral de la puerta en brazos del Novio


El origen de esta tradición es algo incierto. Por una parte se cuenta que los godos tenían por costumbre elegir una mujer de su comunidad para casarse, pero si no había mujeres disponibles en su comunidad, la "robaban" de un poblado vecino. Cuando la "raptaban" lo hacían a caballo o a pié, pero procurando que los pies de la novia no tocasen el suelo. De ahí la costumbre de pasar a la novia en brazos sin que pise el suelo. Por otro lado, se dice que en la antigua Roma, se veía como un mal presagio que la novia tropezara al entrar al nuevo hogar, por lo que el novio la coge en sus brazos para entrar. Hace algunas generaciones se consideraba correcto que, para que la nueva novia se mostrara gustosa de entregarse al novio, el ya marido a menudo tenía que llevar a la novia en brazos atravesando el umbral de la puerta del dormitorio nupcial, para motivarla a entrar… De cualquier manera y sea cual sea el origen, el primer pié que se debe apoyar al entrar debe ser el derecho. Es símbolo de suerte y buen futuro.

     

La Luna de Miel


En la antigüedad, fueron los Teutones quienes comenzaron con la práctica de la Luna de Miel. Las bodas de los Teutones solamente se celebraban bajo la Luna llena y después de la boda, los novios bebían licor de miel durante 30 días. Finalmente, el período inmediatamente posterior a la boda llegó a conocerse con el nombre de Luna de Miel.

          

Esta ceremonia simboliza la unión de dos personas que se inician en un proyecto común, y para realizarla sólo se necesita una vela grande y dos velas un poco más pequeñas. La ceremonia de las velas se puede llevar acabo en el momento que prefieran.

     

        

       

Cuando comience la boda,o en el momento elegido, las dos velas pequeñas estarán encendidas, simbolizando a cada uno de los novios.

    

Para dar comienzo, el Padrino o Madrina o una amiga de la Novia puede leer algo parecido a esto:

     

“(Nombre de la novia) y (nombre del novio), tomen sus velas y enciendan juntos la vela central, simbolizando con ello la unidad y el compromiso que adquieren el uno con el otro. La luz de la vela representa la unión de la pareja”.

    

A continuación cada uno de los novios toma su vela, y los dos juntos encienden la vela más grande, mientras se lee un poema elegido por amos, o un texto similar a éste:

    

“Dejen que arda una vela el día de su matrimonio, es un símbolo que alumbra y acompaña. Después de pasados algunos años debe recordarles lo que hoy se han prometido. La vela les dirá: Enciéndanme cuando anochezca, cuando irrumpa en ustedes una tormenta. Enciéndanme cuando haya que dar el primer paso y no sepan cómo; cuando sea necesaria una explicación y no encuentren las palabras; cuando quieran abrazarse y los brazos estén paralizados. Déjenme arder mientras sea necesario, hasta que los dos unidos mejilla con mejilla, puedan apagarme. Entonces les diré agradecida: Hasta la próxima vez”.

  

Hermoso, verdad?

      

Supersticiones y creencias populares

Existen muchas supersticiones relacionadas a los matrimonios y a los novios. Si se creyeran en todas, probablemente nadie se casaría... y como no hay que creer en brujos, pero de que los hay... Acá va una gran lista con todas las creencias y supersticiones que pueden arruinar tu gran día. O no??

 

El novio no debe ver a la novia ni a su vestido antes de la ceremonia. Se cree que si el novio ve a la novia con su traje nupcial el matrimonio sería una pesadilla.

    

La novia no debe verse de cuerpo entero en un espejo, una vez vestida para la ceremonia, pues si proyecta su imagen en el espejo antes de estar verdaderamente casada, puede que los dioses pongan en duda su derecho.

 

 

        

Desde tiempos remotos, para alejar a los malos espíritus es costumbre hacer ruidos muy fuertes. Esa costumbre se mantiene en la actualidad en algunos países de Occidente, en donde los novios hacen sonar la bocina de su automóvil frente a la Iglesia.

      

La Luna nueva es ideal para los rituales de magia negra, por lo que los novios están más expuestos a maldiciones. En cambio, si se casan en Luna llena su unión será bendecida con fertilidad y abundancia.

    

El novio debe llevar la corbata correctamente puesta, ya que si la lleva torcida significa que le sería infiel a la novia.

        

Antiguamente los granjeros europeos creían que las lágrimas en una boda representaban buena suerte y que haría que lloviera en abundancia sobre los campos. Años más tarde se mantenía la creencia de que si la novia lloraba en día de su casamiento no volvería a hacerlo durante toda su vida.

 

La costumbre de regalar huevos a Santa Clara para que la santa aleje la lluvia el día de la boda existe porque un casamiento pasado por agua supone que la novia llorará mucho a lo largo de todo su matrimonio. Por lo tanto, también los días lluviosos son malos para casarse.

    

   

No es recomendable que antes de la boda le regales unos zapatos a tu novio pues se cree que éstos le servirán para huir y desaparecer

        

Casarse en Enero es peligro de problemas económicos durante el matrimonio.

   

Cuando se cae un tenedor y un cuchillo al mismo tiempo, significa que pronto habrá una boda en la casa.

    

Por mucha fama de florido y hermoso que tenga el mes de mayo no es tradicionalmente propicio para bodas. La culpa la tiene la "Noche de Walpurgis": desde la puesta del sol el 30 de abril a su salida el 1 de mayo se desarrollaba una lucha feroz entre las fuerzas de las tinieblas y las de la luz. Los brujos, brujas y espíritus malignos se ponían manos a la obra, y en toda Europa se creía que los brujos desplegaban esa noche y las siguientes una actividad especialmente peligrosa, con efectos nefastos sobre la fertilidad de los jóvenes esposos.

      

A la mujer que le barren los pies, no se casa.

  

Dice la leyenda que cuando la novia se dirija al altar lo haga comenzando por el pie derecho para que su vida de casada tenga buen rumbo.

       

En algunos lugares del mundo se estila obsequiar cajitas o bolsitas con almendras a los invitados. Esto es porque hace muchos años, a cada invitado se les regalaban cinco almendras, las cuales representaban: salud, bienestar, larga vida, fertilidad y felicidad.

       

Tienes gato en tu casa? No le pises la cola porque no te casaras nunca. Si por accidente lo haces, debes escupir inmediatamente para evitar la maldición.

 

      

En la ceremonia de la boda, el lazo de los novios debe ser colocado por un matrimonio estable y feliz. Es una forma de pasar buena suerte al nuevo enlace matrimonial.

        

Se cree que la novia no debe llevar perlas en el día de su matrimonio, pues hacerlo traerá lágrimas a la flamante esposa y desdicha en el nuevo hogar. Esta creencia proviene de la idea que las perlas se asemejan a las lágrimas y probablemente venga del cristianismo que comparaba a estas hermosas joyas con lágrimas de ángeles.      

               

Aniversario de...

           

Tradición originaria de la Alemania Medieval, que dice que en cada aniversario de bodas se acostumbra obsequiar un regalo de cierto material. Se cree que esa lista fue creada como un detalle práctico, ya que sólo se debía mirar la lista y contar los aniversarios de matrimonio. Tiene un toque machista, verdad? En todo caso ésta es la lista de los regalos para cada Aniversario:

 

1 año: Bodas de Papel.

    

2 años: Bodas de Algodón.

       

3 años: Bodas de Cuero.

   

4 años: Bodas de Seda

   

5 años: Bodas de Madera.

    

6 años: Bodas de Hierro

   

7 años: Bodas de Lana.

  

8 años: Bodas de Bronce.

    

9 años: Bodas de Arcilla

     

10 años: Bodas de Estaño.

    

11 años: Bodas de Acero.

    

12 años: Bodas de Hilo.

    

13 años: Bodas de Encaje.

    

14 años: Bodas de Marfil.

   

15 años: Bodas de Cristal.

   

20 años: Bodas de Porcelana.

    

25 años: Bodas de Plata.

     

30 años: Bodas de Perla.

   

35 años: Bodas de Coral.

    

40 años: Bodas de Rubí.

    

45 años: Bodas de Zafiro.

    

50 años: Bodas de Oro.

     

55 años: Bodas de Esmeralda.

    

60 años: Bodas de Diamante.

    

75 años: Bodas de Platino

 

   Cybernovios.cl  - 51.255 1052 / 9.218 9087 - La Serena - Email