Vestido de Novia

 

In y Out

 

Uno de los momentos más importantes antes del día de la boda es la elección del vestido de novia. Nunca se debe elegir un vestido que le guste mucho a la mamá, la suegra, la hermana o las amigas. Es el vestido-de-la-novia, y sólo ella sabe el que más le gusta y en cuál se siente como una princesa y además, cómoda.

      

Historia


El color y el diseño de un vestido de novia en la antigüedad en nada se le asemeja al que conocemos hoy en día. El vestido de novia pasó a ser blanco, cuando en la ceremonia nupcial de la Reina Victoria de Inglaterra en 1840, lució un impactante vestido blanco que marcó la tendencia, manteniéndose en la actualidad. Hoy el color blanco simboliza paz, felicidad, pureza e inocencia, pero además de blanco, el tono del vestido puede variar entre color crema, marfil o champagne.

              

Antiguamente en Roma, las novias se casaban con la misma túnica blanca que usaban a diario, aunque usaban un velo color púrpura adornado con una corona de flores.  En época de los lombardos (pueblo germánico originario del Norte de Europa), las novias se vestían con una túnica negra larga, con un manto rojo. Durante la Edad Media, las novias se ponían vestidos rojos con decoraciones doradas, que representaban la realeza y el poder, mientras que en el Renacimiento el color no era tan importante, pero sí que éste fuera bordado con piedras preciosas, perlas y diamantes. Entre los griegos en el siglo IV aC. el vestido era de color amarillo, y alrededor del 1700 se usaban mucho los colores pastel.

  

De shopping


La búsqueda en Internet de diferentes modelos es una buena idea para saber qué se está usando actualmente, y permite darse una idea de las alternativas disponibles. Hay cortos, largos, anchos, angostos, con mangas, sin mangas, strapless, uuuf, la lista es interminable.

          

Al menos se deben visitar unas cuatro tiendas diferentes para que la elección sea suficientemente variada. Aunque aparentemente ciertos colores, formas o diseños no tienen nada a ver con el carácter, color de piel, pelo o forma del cuerpo de la Novia, se los tiene que probar todos. Los vestidos en maniquíes o colgados se ven muy diferentes que puestos. Jamás hay que dejarse presionar por la vendedora de la tienda, hay que comprar con tiempo y absoluta libertad.

         

Una vez probado, hay que sentarse, agacharse, probar si es posible sacarse la liga sin caerse de espaldas, en fin, probar todas las posturas para asegurarse que la movilidad y comodidad del vestido es la adecuada. Al final, es el vestido que se llevará puesto toda la noche y hasta se debe bailar con él!

     

El estilo


Se debe elegir un estilo de vestido en función del tipo de ceremonia y recepción: si es una boda muy o poco formal, en que época del año se celebra, a qué hora y el lugar donde se va a celebrar, interior o exterior, temática o no.

           

También influye la edad de la Novia. A las más jovencitas les quedan mejor los vestidos con algo de color, cintas de raso y escotes más profundos. A las mayores, los strapless con o sin mangas, encajes y con menos adornos.     

   

El Escote


El escote que se elija, puede dar una apariencia sexy, coqueta, romántica o seria, pero además debe dar una mejor apariencia a la figura. Son varios los detalles que se deben tomar en cuenta para decidir por un vestido, y uno de los más importantes es el escote. La ventaja es que existen muchos estilos para escoger y sobre todo, para cada necesidad, por ejemplo, hay diseños que aumentan o reducen un busto grande o una espalda ancha.

   

Barco

Corazón

Cuadrado

Barco: Es discreto, minimalista y elegante. Forma una línea recta de hombro a hombro que va por delante y por detrás del vestido que llega cerca del cuello. Puede ir con encajes que suavicen la línea del escote. Ayuda a equilibrar la figura.

Corazón: El más romántico de todos los escotes es el de corazón. Comienza algunos centímetros sobre los hombros y termina en un corazón muy marcado cerca de la línea del busto. Prohibido para mujeres bajitas, de formas muy redondeadas y de cuello corto.

Cuadrado o Francés: Tiene una forma rectangular y va ajustado al busto. Favorece a las novias con poca cintura y caderas anchas ya que atrae la atención al busto, sin importar su tamaño. Van súper con los vestidos corte imperio. Ideal si hay algo de pancita o una figura con pocas curvas.

Halter: Se abrocha en la parte posterior del cuello dejando al descubierto la espalda, los hombros y los brazos. Es muy sexy y lucidor para una boda de día. Ayuda a disimular un busto demasiado grande. Sólo para espalda y brazos bien cuidados.

Strapless: Es para hombros finos y bien formados y brazos delgados. Generalmente se usa en vestidos de línea A o rectos pero puede llevarse también con vestidos corte princesa. El escote puede terminar en pico, en forma de corazón o ser redondo.

Hombros caídos: Se sujeta a los hombros con tiras elásticas o se mantiene en forma rígida; pero suele ser algo incómodo e impide el movimiento natural de los brazos. Durante las pruebas hay que subir los brazos, bailar, abrazar, para ver si no resulta incómodo llevarlo.

Redondo: Se utiliza mucho por ser discreto, cómodo, favorecedor y juvenil. Es una curva muy cerrada que puede llegar hasta el principio del busto o ligeramente más arriba. Se puede combinar con cualquier tipo de manga y corte.

En pico: La ventaja de la terminación en pico es que estiliza mucho cualquier tipo de cuerpo. Este escote puede o no dejar descubierto parte de los hombros. También hace ver más delgado un cuello ancho y corto. Destaca las curvas de un busto prominente y hombros bien delineados.

Ilusión: Debe su nombre a la malla transparente que cubre el escote. Generalmente es amplio y profundo. Lleva una capa de malla, tul, organza, encaje o red ilusión cubriendo pecho y parte del cuello. Es recomendado para mujeres de cuello alto y delgado, hombros estrechos y rostro afilado.  

           

Las mangas


Una elección más: con o sin mangas. La elección del tipo de manga depende mucho del estilo tipo de vestido y de las tendencias de la moda pero sobre todo de la comodidad de la novia.

 

Barco

Corazón

Manga larga: Ayudan a estilizar una figura gruesa, sobre todo un talle ancho. Las de corte sesgado van ceñidas a la muñeca o las ajustadas con algún encaje o transparencia. Son perfectas para un vestido muy elegante o una boda de noche.

Trompeta o campana: Van ajustadas de los hombros a los codos y con cierto vuelo en la parte inferior por lo que producen el efecto óptico de alargar la figura. Son indicadas para una mujer con estatura media baja o baja, ligeramente curveada.

Manga globo: Es recomendable para brazos delgados, espalda pequeña y poco busto. Llaman tanto la atención que sólo son recomendadas para una novia esbelta.

Cuadrado

Manga oriental: Es como un escote de hombros caídos, pero con la manguita más marcada. Perfecta para lucir unos lindos y bien cuidados hombros. Ideal para brazos delgados.

Manga corta: Ideal para mujeres de contextura delgada, porque este tipo de manga ensancha la espalda.

Manga 3/4: Para novias de brazos largos y delgados. Llegan hasta el codo, por lo regular son ceñidas al brazo y lucen muy bien de encaje, red ilusión o transparencias. Quedan bien con vestidos de corte princesa.

Manga farol: Estas mangas suelen rematar los vestidos de novia más románticos o de estilo babydoll: se abomban en los hombros, dejando os brazos y el escote al aire.

Media manga, indicada para disimular brazos gruesos. Puede usarse -y queda perfecto- como una mini chaqueta o manguitas de encaje sobre un vestido strapless.

Ilusión: Debe su nombre a la malla transparente que cubre el escote. Generalmente es amplio y profundo. Lleva una capa de malla, tul, organza, encaje o red ilusión cubriendo pecho y parte del cuello. Es recomendado para mujeres de cuello alto y delgado, hombros estrechos y rostro afilado.  

        

Modelos según el tipo de cuerpo


Comúnmente, los tipos de cuerpo femenino se clasifican en cuatro tipos: reloj de arena, rectángulo, triángulo y triángulo invertido.

     

       

La forma más común es la de reloj de arena. Se caracteriza por una cintura pequeña, afinada, y busto y cadera más amplios. Cuando se posee esta forma de cuerpo, se pueden realzar las curvas de la cintura eligiendo líneas sencillas, sin demasiada pedrería o bordados. Los vestidos de novia con corte de sirena o trompeta suelen ser muy buena opción si la Novia es delgada. Es muy elegante, ceñido al cuerpo hasta las rodillas, donde se abre en un amplio vuelo. Destaca las siluetas sinuosas. Una segunda opción es un vestido recto, ajustado hasta el talle. A partir de ese punto obtiene una caída en línea A, hasta el borde. El vuelo aumenta gradualmente a partir de la cintura.

       

La forma de rectángulo, es recta por arriba y por abajo, muestra un balance entre busto y cadera. Casi no hay cintura. Si se elige un vestido ajustado al talle, creará ilusión de cintura, de curvas. Recomendable usar faldas voluminosas, lo que determina separación entre el talle y la cadera. Los vestidos corte princesa son los más recomendados. Los vestidos con corte recto, adelgazarán la figura, ocultarán la falta de curvas y darán más estilo.

           

Luego hay dos clases de triángulos, el regular, pequeño en la mitad superior del cuerpo y más ancho en las caderas. Hay cierto desbalance en la forma, hombros y busto pequeños y cadera ancha. Es importante realzar los hombros utilizando un vestido con mangas amplias. El corte recto ayudará a definir la silueta. Puede lograrse balance con una falda lisa y detalles en el busto. Un vestido de novia con corte imperio también puede servir ya que se ajusta en la parte inferior del busto. La falda, que comienza en ese punto, puede ser en línea A, recta o en capas. Lo mejor para esconder algun“michelin” son las líneas sencillas. Los cortes en A son perfectos para marcar la cintura y desviar la atención de unas caderas prominentes. Los cortes evasé también son muy favorecedores. El corte sirena no es aconsejable. Se deben evitar los vestidos dos piezas (corpiño y falda) ya que dividen el cuerpo y pueden crear un efecto de mayor amplitud. Los vestidos enteros alargan la figura.

           

El triángulo invertido, básicamente es al revés que el anterior, en este caso, el busto y hombros son amplios, mientras que la cadera es angosta. Es importante darle mayor volumen a la parte inferior. Pueden escogerse vestidos con mangas simples y la falda con bordados para lograr balance en la figura. Es recomendable utilizar un vestido con corte de princesa, con corset pero sin aplicaciones. De esta manera, la falda lucirá en todo su esplendor. El corte tipo imperio también es recomendable, pero con falda a varias capas para lograr mayor volumen. El escote más aconsejado es el de cuello V, aunque si el área del brassier es prominente y no da comodidad, se puede optar por algo más cerrado como un cuello redondo o cuello bote o cuadrado. Si va con tirantes, la mejor opción son los más anchos o las manguitas. También puede quedar bien con mangas largas o tres cuartos con transparencias.

          

Estas formas muchas veces no son exactas, pueden encontrarse diversas combinaciones, pero en todos los casos es realmente necesario saber cuál es la forma básica de nuestro cuerpo, para encontrar de esta manera el estilo de vestir que más nos favorezca.

          

Totally In

Vestidos de telas ligeras, con bordado y encajes, de corte imperio. Complementos con velos bordados naturales y románticos.

Lazos de colores fuertes

 

Totally Out

Vestidos de telas pesadas, mucha pedrería y velos extra largos.

El vestido de la madre “arreglado”. Una Novia debe tener su propio vestido de Novia y no el que eligió hace 25 años su madre, o hace 50 años su abuela...

El vestido perfecto

El vestido ideal es aquel que realza la belleza y disimula los defectos, y como cada cuerpo es diferente a otro, lo mejor es poder tener un vestido de novia a medida que, aunque son más caros, aseguran el mejor resultado. Si no es posible, hay algunos tips para disimular los pequeños defectos y elegir el vestido soñado. Por ejemplo:

   

Un lazo al fondo de las espaldas no disimulará una cola grande, al contrario, hará que todos se fijen más.

        

Un vestido sin escote, muy próximo del cuello, o muy frisado, aumentará un pecho que ya sea grande.

      

A la novias más bajas, les queda mejor un estilo de diseño sencillo, sin muchos floreados. Si el vestido es con cola, debe ser corta.

      

Si el torso es corto, la falda debe de comenzar por debajo de la cintura y en forma de punta para alargar el talle. Si es largo, lo mejor es utilizar vestidos con cintura ajustada y alta.

       

Si la espalda es ancha, lo peor es darle más volumen con adornos y drapeados. Si es pequeña, la atención debe centrarse en en la parte superior del vestido. Los corsettes y las mangas abultadas son una buena opción.

       

Para acentuar las curvas se deben elegir telas suaves y poco pesadas que se ajusten al cuerpo. Para disimularlas, lo mejor es optar por telas más duras y pesadas.

        

Vestidos de modelo envolvente sin mangas y vestidos ceñidos combinan con velos largos de catedral. Los vestidos rodados y estilo bailarina combinan con velos cortos o hasta la cintura. Cuanto más elaborado y decorado sea el vestido, más sencillo deberá ser el velo.

      

Si el problema es algo de pancita, se puede usar un corset y evitar las faldas y mangas voluminosas y con excesivas aplicaciones y adornos. El cabello recogido también ayuda a crear un efecto de figura alargada.
      

Todos los accesorios - guantes, velo, ramo, joyas, adornos para el cabello - tienen que ser pensados en conjunto con el vestido para que no resulte una combinación exagerada.

          

Los zapatos no deben ser demasiado altos y se deben probar junto con el vestido para ajustar perfectamente el largo. Lo ideal es usarlos en casa algunas semanas antes del día de la boda para evitar incomodidades en la fiesta.

Algunas ideas originales

Algunos modelos de colecciones de novias de diseñadores internacionales para que te puedas dar una idea de lo que se está llevando en trajes de novia.

  

Vera Wang

  

Ana Torres

  

Cristyant H

     

Pelegrín y Tardío

 

Deuralde

 

Rosa Clará

 

   Cybernovios.cl  - 51.255 1052 / 9.218 9087 - La Serena - Email